viernes, septiembre 11, 2009

 viernes, septiembre 11, 2009      ,

Hay una piedra preciosa que algunas veces llaman el ópalo de la simpatía.

Si viéramos uno de estos ópalos en el aparador de un joyero, preguntaríamos por qué estaba allí. Es opaco, sin lustre, y sin hermosura. Pero si lo colocamos por un instante en la mano, brillará exhibiendo todos los colores del arco iris. Necesita el calor de la mano humana para poder lucir su hermosura.

En el mundo hay muchas vidas que son sombrías, sin hermosura y sin cariño que están esperando el toque de una mano amiga y la simpatía de un corazón humano; esperan que las comuniquemos con Aquel que puede transformarlas hasta que brillen cual joyas en su corona eterna.

Oseas 11:4 "Con cuerdas humanas los atraje, con cuerdas de amor."

Juan 15:13 "Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos."



Traductor

Síguenos por email

Entrada destacada

Calidad, no cantidad

En los últimos tiempos, hay algunos valores vitales para la iglesia que se están obviando, y lo peor, se están reemplazando por ideas o pe...

Canal de YouTube

image host

Verso Bíblico del Día


La Biblia

image host

Páginas a Considerar

Páginas de Bendición
Bethel TV

Revista Impacto Evangelistico

En Defensa de la Fe

Lluvias de Bendición

Seguidores

Entradas Populares

Noticias

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Visitas totales