jueves, septiembre 17, 2009

 jueves, septiembre 17, 2009      ,
Varios años atrás, un circo de televisión bien conocido desarrolló un acto que incluía tigres de bengala. El acto se hacía en vivo delante de una gran audiencia. Una noche, el entrenador entró en la jaula con varios tigres y la puerta era cerrada de forma rutinaria detrás de él.

Las luces inundaban la jaula y las cámaras de televisión se acercaban para que la audiencia pudiera ver cada detalle mientras él con habilidad ponía a los tigres en el ritmo adecuado. En medio de la actuación, pasó lo peor: las luces se apagaron. Por casi treinta largos segundos, el entrenador estuvo encerrado con los tigres en la oscuridad. Con su visión nocturna superior, los tigres podían verlo, pero él no los veía a ellos.



Él sobrevivió. Cuando regresaron las luces, con calma terminó su actuación. Cuando le preguntaron al entrenador cómo se sintió, él admitió sentir un frío temor al principio, pero luego -dijo-, se dió cuenta de que aunque él no podía ver a los felinos, ellos lo sabían. Él dijo: "Solo continué sonando mi látigo y hablándoles hasta que las luces regresaron. Ellos nunca supieron que yo no les podía ver tan bien como ellos me veían a mí."

Sigue hablando a los tigres del temor que parecen estar persiguiéndote. ¡Ellos obedecerán tu voz de fe!




Sal 23:4 Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.


Traductor

Síguenos por email

Entrada destacada

Calidad, no cantidad

En los últimos tiempos, hay algunos valores vitales para la iglesia que se están obviando, y lo peor, se están reemplazando por ideas o pe...

Canal de YouTube

image host

Verso Bíblico del Día


La Biblia

image host

Páginas a Considerar

Páginas de Bendición
Bethel TV

Revista Impacto Evangelistico

En Defensa de la Fe

Lluvias de Bendición

Seguidores

Entradas Populares

Noticias

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Visitas totales